Asociación independiente

 

¿Qué pasa cuando alguien escribe una canción donde afirma que "el mundo fue y será una porquería"?

 
  Previamente a esta consideración invito a los lectores a conocer la letra de "Cambalache" en su totalidad, ya que acompañando a esta frase contiene observaciones del mundo muy dignas de conocer. Asimismo, reitero mi admiración por Discépolo y por quienes con preocupación e inspiración pusieron su mirada en los males del mundo.
Mi único intento es resolver la contradicción entre dos posibilidades que no pueden existir al mismo tiempo en una misma persona: decidir vivir y creer que el mundo es una porquería.
 

1: Es posible que más que una afirmación sea una especie de interjección, un arranque emocional, una queja del autor ante un mundo que le disgusta y lo maltrata.

Es la razón de ser de muchas expresiones del arte, especialmente en el área de la canción, y muy especialmente en el tango.

Ese estado de disgusto fue expresado, en el caso de Discépolo, con una enorme capacidad poética.

Pero admirar la capacidad de alguien, e incluso compartir su sensación ante el mundo, no obliga a estar de acuerdo con cada cosa que haya dicho.

La poesía de los poetas es admirable independientemente de sus actos, ideas o creencias.

Fue un gran poeta Leopoldo Lugones, aunque eligió morir en lugar de vivir.

Fue un gran poeta José Hernández, aunque despreciaba a los negros y a los indios y creía que nunca nadie le ganaría un juicio al Estado.

 

2: Cabe la posibilidad más profunda y filosófica: que el autor quiera mostrar la verdad a sus semejantes, sin más ni menos finalidad que ésa: la intención de que otros seres conozcan la verdad.

Esta posibilidad engendra a su vez un cortocircuito filosófico que la conduce a su autodestrucción: si es posible que haya un hombre, aunque sea uno solo, con un afán sincero y desinteresado de que los demás conozcan la verdad, entonces el mundo no es una porquería.

 

3: Queda otra posibilidad: que lo diga porque le satisface decirlo, para llamar la atención, para atraer oyentes o para ganar dinero. En síntesis, por conveniencia propia.

En tal caso no habría por qué tomárselo en serio: para ganar dinero o por otras conveniencias propias se dijeron en este mundo infinidad de mentiras.

 
 
Ver otras editoriales
 
     
  ¿Qué significa
decidir vivir?
  Finalidades del club
  Editorial
  Editoriales anteriores
  Foros
Frases de los que
decidieron vivir
  Encuesta 1
  Encuesta 2
  Obsequio
Volver al inicio